Una de las principales ventajas de vivir en un Loft, es, sin duda, el espacio abierto. Gracias a la eliminación de tabiques y pasillos, conseguimos una mayor sensación de confort,de estar en un espacio holgado y abierto, a la vez que se elimina esa sensación de estrechez de las distribuciones pequeñas.